Imagina una moda sin tendencias, sólo básicos


Hace unas semanas leí una entrevista a JW Anderson a raíz de su colección cápsula para Uniqlo. En ella, el diseñador afirmaba que odia las tendencias y la verdad es que no es el único que opina así. Otros grandes diseñadores como Carolina Herrera, afirman que las tendencias nos hacen ir uniformados.

La realidad es que el fast fashion ha conseguido descolocar nuestra forma de entender la moda. Hace unos años se apostaba más por la calidad que por la cantidad, lo que hacía que la gente ahorrase para comprar prendas que iban a durar varios años en su armario. Ahora mismo preferimos la inmediatez, preferimos prendas baratas que podamos conseguir sin mucho esfuerzo pero que seguramente tendremos que tirar cuando acabe la temporada.

Si sumásemos el dinero que nos suponen las tendencias pasajeras, esas prendas que dentro de seis meses aparcaremos porque "ya no se llevan", seguramente podríamos invertir en grandes prendas para nuestro fondo de armario. Pero no nos engañemos, casi todos los que seguimos el mundo de la moda nos gustan las tendencias y seguimos al menos una o dos cada temporada. Es complicado que no nos guste algo cuando Inditex nos ofrece novedades cada semana.

No digo que dejemos de lado las tendencias, o sí, que cada uno valore lo que más le conviene, pero que tampoco dejemos de invertir en grandes básicos, esas prendas de calidad que nos pueden acompañar durante años e incluso podrían heredar nuestros hijos. Un buen abrigo, una camisa blanca, un jersey de cashmere, un pantalón de vestir...

En definitiva, que no se pierdan ni las buenas costumbres ni los buenos fondos de armario.

Feliz viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram