Trucos para planificar tu vestidor


El deseo de muchas de nosotras es tener un vestidor bien organizado donde podamos tener toda nuestra ropa, zapatos y complementos. Hay muchos tipos de vestidores y es que Ikea nos ha facilitado la vida porque por un precio bastante económico podemos tener algo acorde a nuestras necesidades: con diferentes módulos de armarios, abierto, con puertas...y mil combinaciones interiores.

Está claro que lo ideal es tener una habitación que podamos llenar de armarios, pero no todas disponemos de una habitación vacía que haga la función de vestidor, por eso vamos a ver diferentes opciones y varios consejos para aprovechar bien el espacio del que dispongamos.

El primer consejo es pensar qué ropa tenemos y cómo necesitamos almacenarla (altura para vestidos largos, cajones altos para jerséis, etc). Echo esto, ya podemos hacer un diseño y empezar a pensar dónde colocar cada prenda.

Como decía, la opción perfecta de vestidor es dedicar una habitación entera y de esta manera tener toda la ropa junta. ¿Te imaginas no tener que volver a hacer un cambio de armario? Para mí sería una gozada. Los armarios PAX de Ikea son la opción preferida de casi todo el mundo, hay diferentes alturas y anchos, y puedes diseñar el interior que mejor se ajuste a tus necesidades. Y ya es cuestión de gustos si lo prefieres abierto o cerrado, ambas maneras tienen sus ventajas.

Como veis en estas fotos, Paula Ordovás de My Peeptoes tiene su vestidor repartido en dos habitaciones, una para los zapatos y complementos y otra para la ropa. La decoración es una pasada.



Otra opción, también disponible en Ikea, es apostar por barras donde colgar la ropa en diferentes alturas. Esto claro sería para un vestidor abierto y se puede combinar también con cómodas o baldas para zapatos y bolsos. Esta primera foto es del vestidor de Victoria del blog Denim and Cotton, ella ha combinado barras, cómodas y un módulo de armario con baldas para los zapatos.




Pero si tu espacio es reducido, ¡no desesperes! Tú también puedes tener tu vestidor. Busca un rincón en tu habitación que puedas dedicar para tu ropa, si tienes una habitación grande mide para ver si alguna de las dos opciones anteriores te sirve, aunque sea en versión reducida.

Y otra idea sería cambiar tu armario por un PAX de Ikea, por lo que te decía antes, las opciones interiores son muchas y podrás ajustarlo mejor a tus gustos. También puedes hacerte con un burro auxiliar donde colocar ropa, es una opción que a mí me gusta mucho.


Y un consejo para que no quede aburrido todo lleno de armarios es decorarlo con tu estilo. Añade cuadros, flores, una lámpara bonita, ¡dale tu toque! Si necesitas inspiración, en mi perfil de Pinterest tienes una carpeta con muchas fotos de vestidores que espero te sirvan.

Feliz miércoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram